norma EN13432

La EN 13432 de 2002 es una norma armonizada del Comité europeo de normalización sobre las características que un material debe poseer para poder ser definido biodegradable o compostable. El termino “compostable” se refiere a normas relacionadas con la toxicidad del material descompuesto si se abandona en el medio ambiente.

Esta norma lleva por título: “Requisitos de los envases y embalajes valorizables mediante compostaje y biodegradación. Programa de ensayo y criterios de evaluación para la aceptación final del envase o embalaje”.

Uno de los objetivos de la norma consiste en definir conceptos cada vez más difundidos pero no siempre igual de claros, como biodegradación, compostabilidad, materiales biodegradables y compostables.

Según la norma EN 13432, un material para ser definido “compostable” debe poseer las características siguientes:
degradarse como mínimo del 90% en 6 meses, si es sometido a un ambiente rico de dióxido de carbono. Estos valores deben probarse con el método estándar EN 14046 (que también recibe el nombre de ISO 14855);

en contacto con materiales orgánicos, al cabo de 3 meses la masa del material debe estar constituida como mínimo por el 90% de fragmentos de dimensiones inferiores a 2 mm. Estos valores deben probarse con el método estándar EN 14045;

el material no debe tener efectos negativos sobre el proceso de compostaje;

– baja concentración de metales pesados incorporados en el material;

– valores de pH dentro de los límites establecidos;

– contenido salino dentro de los límites establecidos;

– concentración de sólidos volátiles dentro de los límites establecidos;

– concentración de nitrógeno, fosforo, magnesio y potasio dentro de los límites establecidos.